Los meteoritos de colores están atacando a tu mundo. La única forma de salvarlo es que golpeen  en la parte del mundo que es del mismo color. Pulsa sobre el mundo y gíralo sin soltar el ratón, para conseguir que tu planeta no sea destruido.

Utilizamos cookies para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Aceptar | Más información